Retiro de Escombros

¿Cómo se hacen y lucen los pisos de hormigón pulido?

El hormigón pulido es una técnica que se utiliza en la construcción para darle un acabado perfecto al piso, este queda brillante y muy bien terminado, muchas personas hacen este tipo de pisos, porque queda con un excelente aspecto y además es de bajo costo.

Las bondades de este tipo de pisos de cemento alisado es que es realmente es económico, además de ser apropiado en cualquier tipo de diseño y construcción. Desde usos de vivienda hasta industriales, comerciales y dotacionales. Su versatilidad admite que se le dé un aspecto característico relacionada con el uso, tener un color específico que recuerde la marca o identidad de la construcción, texturas y otros detalles.

Los decoradores de interiores son amantes de estos pisos, porque son elegantes, sofisticados y muy funcionales, además de económicos. Estos poseen carácter, además de belleza es por eso que son tan buscados y aplicados.

Precauciones para realizar pisos de hormigón pulido

Varios son los detalles que debes tener en cuenta al momento de considerar realizar un piso de hormigón pulido, para que el piso pueda quedar brillante y muy liso, se debe ante todo nivelar la superficie en la que se vaya a trabajar.

Una superficie auto nivelada dará como resultado un suelo que se ve uniforme y continuo. Este efecto de continuidad resulta ideal para las casas contemporáneas, ya que buscan producir sensaciones de amplitud de espacios y luminosidad omnipresente.

Cada vez son más las personas que optan por hacer este tipo de pisos, siempre teniendo en cuenta que en la fase de instalación hay que hacerlo por pequeños tramos, con el fin de evitar la formación de grietas e imperfecciones. Los diseños y colores se logran también gracias a la realización de diferentes tramos en el proceso de colocación.

Este tipo de pisos alisados se logran gracias a una mezcla de cemento, piedra partida, arena y agua. La mayor ventaja es que es muy económico y fácil de desarrollar, pero si se va a poner en una zona de gran flujo peatonal o mucha carga deberá realizarse refuerzos en hierro para brindarle una mayor resistencia.

Una de las mayores ventajas de este tipo de piso y su técnica, es que se puede decorar con colores, incrustación de otros materiales, guardas y texturas y si lo prefieres con colores vivos conviene hacer el hormigón con cemento blanco, que dará un mayor realce a la tonalidad usada.

Una vez vertido el hormigón sobre el piso se debe iniciar el proceso de nivelando y alisado. Primero ten en cuenta que debes distribuir la mezcla de manera uniforme con un secador de goma, después de esto se va nivelando y alisando con un listón de madera con sus lados lisos.

Cuando finalmente se obtiene la uniformidad buscada se pasa una esponja o un rodillo, y finalmente se eliminan las imperfecciones con una llana manual.

Después de este tiempo, los profesionales pulirán la superficie con discos de corindón o diamante, extenderán la impregnación y pulirán el piso a un alto brillo. Al final, se sellará la superficie con un barniz dedicado. Además si te quieres ver otro estilo para la parte externa de tu casa te invito a tener en cuenta La gravilla y su uso en el día a día.

También puede gustarte...