Decoracion

¿Cómo decorar jardines con gravilla y no morir en el intento?

La decoración de gravilla es una forma muy moderna de devolverle la vida a espacios que teníamos olvidados, como los jardines y exteriores, además se encuentran dentro de lo moderno e innovador, además de ser útiles ya que aportan beneficios para tus espacios.

Una de las formas más económicas y sostenibles de decorar los espacios abiertos actualmente es con gravilla, este material es entretenido, se puede manejar con facilidad y lo mejor es que no necesitas ser un experto para amar grandes decoraciones o diseños con estas piedrecillas.

La gravilla se adapta a todo, desde bordes de caminos hasta fuentes de agua, las piedras son una opción muy fácil de organizar y diseñar tus espacios exteriores. Aquí te mostramos como puedes decorar con gravilla tu jardín y no perderte en el intento.

Seguro que has oído en más de una ocasión la frase “A veces menos es más”. Esta expresión también se puede tener en cuenta a la hora de diseñar nuestro jardín. Las líneas y la precisión serán importantes en este tipo de jardines.

Para conseguir esta precisión, debes utilizar bordes para delimitar las diferentes zonas y colores en la grava o cantos rodados que aporten simplicidad, como puede ser el blanco o el negro. Respecto de los bordes y la delimitación de las distintas zonas, te aconsejamos utilizar alguna especie de plástico, que te sirva como separador, para que los colores no se mezclen.

El jardín es una extensión más de tu personalidad y de tu casa. Por tanto, si tu casa es moderna, ¡tú jardín también lo debería ser! Aunque la modernidad es relativa pues los estilos evolucionan, siempre puedes ver imágenes de jardines modernos para inspirarte.

Líneas rectas, muebles con forma geométrica, elementos de madera y combinación de colores. El secreto está en combinar todo lo indicado, de la forma adecuada. Este tipo de jardines no son quizás los más comunes en domicilios particulares, pero te podemos asegurar que ¡siempre son un éxito!

Con la decoración de gravilla en tu jardín puedes además crear grandes mosaicos que den un toque muy especial a tu espacio. Puedes encontrar muchas fotos de inspiración que te ayuden a diseñar el modelo que más se ajuste a tu jardín.

Las formas geométricas siempre son un acierto. Aunque, por otro lado, si se usan líneas más curvas en los mosaicos, se crea un efecto visual más dinámico. Para los mosaicos siempre es recomendable utilizar piedras que sean de distintos colores pero que, al menos, tengan la misma forma. O lo que es lo mismo, hacer un mosaico sólo con cantos rodados (piedras redondas), o sólo con grava (piedras angulares).

Si quieres ser un poco versátil en la decoración de tu jardín, puedes agregar una fuente o crear un estanque, como la combinación de ambos, -gravilla y agua- quedara siempre una excelente opción puesto que, además de la decoración visual, el agua en movimiento también aporta “decoración sonora”.

Si te gusta pasar tiempo en tu jardín y te gusta la naturaleza, un estanque con plantas acuáticas y peces es lo que necesitas. Además si te encantan con otras combinaciones puedes acceder a ¿Cuál es la mejor forma de instalar pasto sintético?

También puede gustarte...